2 crías de león exiliadas en Gaza.

2 crías de león exiliadas en Gaza. El gran viaje de Mona y Max. Una bella historia con final feliz…

 Vamos a contaros una bonita historia y un viaje, el de dos cachorros de león, Mona y Max, que nacieron en un Zoo de Rafah, (Palestina) destruido durante el conflicto con Israel, los compró un lugareño y al final consiguieron salir del bloqueo en la franja de Gaza en busca de un hogar.

¿Quieres saber como acaba? Te lo cuento ahora.

2 crías de león exiliadas en Gaza. Nacieron en un Zoo.

La operación militar israelí «Margen Protector» ocurrida el verano de 2014, que costó la vida a más de 2.200 palestinos en Gaza, destruyó el Zoo de Rafah, donde comienza nuestra historia, y entre otro animales, sobrevivieron dos cachorros de león, mona y Max.

Estos, por suerte, consiguieron un hogar en casa de la familia Al Yamal, que decidieron apiadarse de ellos y comprarlos.

A lo largo de los últimos nueve meses, los leones han estado viviendo como mascotas en la casa de esta familia en Rafah, al sur de la franja y próximo a la frontera con Egipto.

Mona y Max, 2 leones exiliados.

2 crías de león exiliadas en Gaza. Primeros problemas de convivencia.

Todo marchaba bien, los leones jugaban con los niños del barrio donde vivían, hasta que las cosas empezaron a complicarse. Los lindos «cachorritos» empezaron a crecer y convertirse en leones adultos, sembrando el miedo entre la población.

Ante tales perspectivas, sumado al  gran gasto de dietas y cuidados requeridos por los felinos, Al Yamal, padre, optó por entregarlos a una ONG austríaca «Cuatro Patas», que se encargarán de transportarlos a una reserva natural en Jordania, para vivir en libertad y en las mejores condiciones, de bienestar animal junto a otros leones.

No fue una decisión fácil para Al Yamal;

«Los cachorros son como mis hijos. Es muy duro y muy triste dejarlos. Los estábamos cuidando muy bien y hemos logrado convertirlos de animales salvajes de la jungla a mascotas similares a gatos inofensivos».

El miedo de los vecinos, el aumento del gasto económico que estos animales estaban generando, a la par que las malas condiciones en las que los felinos vivían, (en un piso) y la debida atención sanitaria, obligaron al dueño a cederlo a la ONG.

El miedo de los vecinos, el aumento del gasto económico que estos animales estaban generando, a la par que las malas condiciones en las que los felinos vivían, (en un piso) y la debida atención sanitaria, obligaron al dueño a cederlo a la ONG.

También hay que decir, que la insistencia de esta ONG, así como un incentivo económico, fueron decisivos para que los animales fueran trasladados.

2 crías de león exiliadas en Gaza. Y comienza el traslado, y los problemas.

2Podréis imaginaros que el traslado no fue fácil. Se tuvieron que enfrentar a serias dificultades, para poder salir de un territorio, la franja de Gaza, sitiado y sometido al bloqueo israelí, y que para mayor complicación, apoya Egipto, con lo que la frontera con esta también está cerrada.

La ONG «cuatro patas» llevó a los leones a Erez, donde empezaron los problemas.

Cuando llegaron al lado israelí, estaba cerrado, y les denegaron el paso. Poco después se dieron cuenta de que no podían retroceder, ya que las fuerzas de Hamás se lo impedían. Así estuvieron varias horas, a la espera de que alguna parte cediera y les dejaran moverse.

por fin, logran volver a Gaza, donde tuvieron que quedarse provisionalmente, durante dos días, ya que les pilló el día de  descanso, el sabath  y ese día Israel cierra la frontera.

Finalmente lograron salir de lugar.

3Podréis imaginaros que el traslado no fue fácil. Se tuvieron que enfrentar a serias dificultades, para poder salir de un territorio, la franja de Gaza, sitiado y sometido al bloqueo israelí, y que para mayor complicación, apoya Egipto, con lo que la frontera con esta también está cerrada.

La ONG «cuatro patas» llevó a los leones a Erez, donde empezaron los problemas.

Cuando llegaron al lado israelí, estaba cerrado, y les denegaron el paso. Poco después se dieron cuenta de que no podían retroceder, ya que las fuerzas de Hamás se lo impedían. Así estuvieron varias horas, a la espera de que alguna parte cediera y les dejaran moverse.

por fin, logran volver a Gaza, donde tuvieron que quedarse provisionalmente, durante dos días, ya que les pilló el día de  descanso, el sabath  y ese día Israel cierra la frontera.

Finalmente lograron salir de lugar.

«Necesitábamos mover a los leones lo antes posible para que tuviesen mejores condiciones de vida y salud. Es increíble y muy peligroso, que dos leones vivan en una zona tan poblada como un campo de refugiados de Gaza».

«hay otros 45 leones en Gaza, la mayoría de los cuales viven en varios zoos en los que no tienen atención médica ni medioambiental adecuada».

Comenta Jalil, uno de los cuatro miembros de la ONG que tuvieron que ir a Gaza desde Austria para poder realizar el traslado.

La ONG Cuatro Patas, está «intentando hablar» con el  movimiento islamista Hamás, (y lo pongo entre comillas ya que os podéis imaginar lo que debe de ser  intentar hablar con esa gente, y el caso que te pueden hacer)  que controla el territorio, para crear una reserva natural y colocar estos animales salvajes.

Al día de hoy Mona y max viven tranquilamente en una reserva natural en Jordania.

Art. extraído del blog «entre gatos y cebras», de la misma autoría que el que os escribe. Voy a cerrar el citado blog y estoy incluyendo el artículo en este.

¿Queréis saber más de este y otros temas afines?  Mira esto:

Con esto me despido hasta la próxima entrada. Comenta y comparte si también te preocupa el tema y recuerda que tu opinión me importa. Saludos.

Fuente y referencias del artículo:bbc.com/news

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *