¿TE ENTIENDE TU PERRO CUANDO LE HABLAS?

Últimos estudios confirman algo que todos suponíamos: Tu perro te entiende cuando le hablas. ¿Te lo imaginabas?  🙂 Entra que te lo explico.

¿Te Entiende tu Perro Cuando le Hablas?-Enriquecimiento ambiental y bienestar animal

 

Sumario:

  • ¿Te entiende tu perro cuando le hablas?
  • Los perros no aprenden el lenguaje igual que nosotros.

Hola a todos, vamos a sacar a la luz unas investigaciones de etología canina muy interesantes:

¿Cuantas veces has pensado? Uf! mi perro parece que entienda lo que le digo … es más listo que su dueño  🙂

Pero ¿Te Entiende tu Perro Cuando le Hablas?

Interesante ¿verdad? Pues comenzamos …

Tu perro te entiende cuando le hablas.

 

Que perro más listo. :)

Han estudiado cómo los perros interpretan el habla humana y los resultados son claros:

Nuestras mascotas caninas se interesan mucho de lo que le contamos y cómo lo decimos …

Sobre todo cuando les felicitamos y damos premios!

Attila Andics es el autor principal de esta investigación en la universidad de Eötvös Loránd en Budapest (Hungría) y nos dice en el estudio:
“Los perros usan mecanismos cerebrales muy parecidos a los humanos”
Y Anna Gábor,  investigadora en la universidad de Eötvös Loránd en Budapest (Hungría) matiza:
“Los perros pueden aprender las palabras que son relevantes para ellos y a menudo usadas por sus dueños para dirigirse a ellos”
“Pero hasta ahora no sabíamos mucho sobre los mecanismos cerebrales de los perros y que estos eran similares a los del humano para entender las palabras. Aún queda por documentar cómo estos animales separan e integran información léxica y de la entonación en las palabras habladas”

La investigación, publicada en Science nos dice que el cerebro de los canes distingue las palabras y la entonación del mismo modo que nosotros lo hacemos.

Y es que los perros ...
Al igual que nosotros utilizan el hemisferio izquierdo para comprender el vocabulario de las palabras y el hemisferio derecho para la entonación.

Parece ser que si hablamos mucho a nuestro perro, puede crear en su cerebro canino representaciones de significado de las palabras. Curioso este proceso en perros, por otro lado muy presente y conocido en primates.

Es fácil alimentarme bien.

¿Cómo fue la investigación?

En el estudio entrenaron a 13 perros que estuvieran quietos al realizar una resonancia magnética cerebral. Así pudieron medir la actividad cerebral de cada perro ante las palabras de su dueño.

Los investigadores se dieron cuenta de que:
  • Los canes usan su hemisferio izquierdo para procesar las palabras y que estas actividades cerebrales son independientes de la entonación, que se activa en el hemisferio derecho.
  • Son los elogios los que activan el sistema de recompensa del perro.

    Andics concluye:

    “Los perros combinan ambas para una correcta interpretación del habla y de lo que realmente significan esas palabras. Una vez más, el proceso es muy similar al de los humanos”

Los perros no aprenden el lenguaje igual que nosotros.

 

Conductas y comportamientos sanos de nuestros perros y mascotas.

Científicos de la Universidad de Lincoln en Reino Unido apuntan que nuestras mascotas caninas aprenden palabras mediante el tamaño y textura, y no por su forma.

Siempre se ha dado por hecho que los perros comprenden el significado de nuevas palabras que les decimos asociando la forma con el objeto en si.

Por ejemplo, el animal conoce que es una pelota por su forma redonda, en este caso.

Bueno pues no es del todo cierto.

El psicólogo Emilie van der Zee, co-autor de la reciente investigación que cuestiona todo esto nos dice:

“Varios estudios recientes han sugerido que los perros comprenden las palabras de una manera similar a la humana. Varios debates han tratado de negar esto, pero hasta ahora no había existido evidencia empírica que resolviera la discusión”

“Nuestro descubrimiento entrega una nueva perspectiva al debate y además nueva información acerca del equipo cognitivo necesario para el aprendizaje humano de las palabras”.

La investigación.

 

Olfato contra memoria. enriquecimientoambiental.com

Utilizaron para el experimento a Gable, un border collie de cinco años.

Los investigadores presentaban varios y diversos objetos, diciendo el nombre de los mismos varias veces en voz alta y de uno en uno.

Después, Gable podía jugar con estos objetos, a la par que se repetía la palabra sin parar.

Para saber si había aprendido la palabra, pedían al perro buscar el objeto en cuestión de una sala donde habían varios objetos distintos.

El resultado fue:

Gable primero buscó el objeto basándose primero en su tamaño, y seguidamente lo encontró por la textura del mismo.

El tamaño del objeto no fue un término de asociación del lenguaje para conocer la palabra.



Te vendrá bien estar informado de todo tipo de recursos de enriquecimiento ambiental, para estar al día;  te adjunto el enlace de una comunidad del tema:

Animal enrichment en G+

Más información y actualizaciones diarias de todo lo relacionado con el cuidado y manejo de exóticos y mascotas en estos grupos:

Cuidadores en núcleos zoológicos /  ZooKeepers en facebook

Animal enrichment / Enriquecimiento ambiental en facebook


Y puedes seguirnos en nuestras redes: enriquecimientoambiental.com en Facebook y Google+


Con esto me despido hasta la próxima entrada. Comenta y comparte si te ha gustado o no y crees que algo se puede mejorar y recuerda que tu opinión me importa. Saludos.

Juan Carlos Cañadilla Lendinez

Ceative commons

Contenido de libre uso siempre y cuando se cite al autor y blog.

Fuentes del artículo: efeverde.com / wwf.es / magrama.gob.es / latercera.com / lavanguardia.com

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *